Como se comporta el CORONAVIRUS en el Agua?

Aerosolización

Es el proceso o acto de convertir cierta sustancia física en la forma de partículas pequeñas y suficientemente ligeras para ser transportadas en el aire, es decir, en un aerosol. El término se usa a menudo en medicina para referirse específicamente a la producción de partículas transportadas por el aire que contienen virus infecciosos o bacterias. Se dice que el organismo infeccioso es aerosolizado. Esto puede ocurrir cuando un individuo infectado tose, estornuda exhala, o vomita, pero también puede surgir de limpiar un inodoro, o molestar las heces contaminadas y secas. El tratamiento de algunas enfermedades respiratorias utiliza la aerosolización de una medicación líquida usando un nebulizador, o Pulverizador,que luego se inhala para su transporte directo a los pulmones. En el contexto de las armas químicas y biológicas, la aerosolización es un medio para dispersar un agente químico o biológico en un ataque. Véase, por ejemplo, “Toxina botulínica como arma biológica”.

En El Tema que nos compete, Hay una pequeña forma en que el agua puede representar un peligro, según Kimberly Prather, PhD, directora del Centro NSF para Impactos de Aerosol en la Química del Medio Ambiente, dice que hay una pequeña posibilidad de que en áreas donde el agua del océano se mezcle con aguas residuales no tratadas contaminadas por el virus, la agitación de las olas pueda aerosolizarlo, y el viento podría llevarlo de vuelta a la orilla, Cuando las aguas residuales crudas llegan al océano.

Se ha encontrado coronavirus en las heces , que pueden acumularse en las vías fluviales por aguas residuales no tratadas o después de una gran tormenta, cuando el agua de lluvia lo transporta. Los investigadores han descubierto que las bacterias en el agua pueden causar demasiados casos con Problemas de oído, gastrointestinal, respiratorio , enfermedades oculares y cutáneas cada año.

Por lo tanto, es posible que haya coronavirus en el agua del océano cerca de las escorrentías de aguas residuales, dice Charles Gerba, PhD, profesor de microbiología e inmunología en la Universidad de Arizona. Ha estudiado los coronavirus en el agua y descubrió que pueden sobrevivir de 2 a 3 días.

” La gran preocupación es nadar en aguas residuales sin tratar o muchos de los otros agentes patógenos”, dice. “Presentan una magnitud de riesgo mucho mayor, incluso si resulta que el coronavirus se transmite por el agua. “

 El las playas donde hay brisa, 2 metros [de distanciamiento social] podrían no ser suficientes”,  “Si alguien está infectado y no lo sabe, es posible que exhale aerosoles, no gotitas, que son mucho más pequeños y pueden transportarse distancias más largas en la brisa”.

¿hasta qué punto te alejas de un fumador si no quieres oler el humo?”  “Los aerosoles en el humo se comportarán de manera similar alcanzando una distancia entre 7 y 8 Metros”.

Nadar en agua dulce es igualmente inseguro. Y mientras una piscina esté bien mantenida, el cloro matará cualquier virus. (si se encuentra en Condiciones de mantenimiento Optimo)

Y es hora de Crear Protocolos de Seguridad en los Edificios de vivienda y de Trabajo, que permitan crear conciencia ambiental en todos los Residentes y Trabajadores.

Si quiere conocer los protocolos, Solicítelos por Aquí

Existen Sistemas de Filtración de Aire con base en Agua que pueden ser muy efectivos en estos momentos, cerciórese de su Calidad y solicite siempre a un asesor un entrenamiento On-Line avanzado.

CORONA-VIRUS en Colombia

Datos estadísticos

Población total (2019)48,258,949
Ingreso nacional bruto per cápita (en dólares internacionales, 2019)11,890
Esperanza de vida al nacer h/m (años, 201)72/79
Probabilidad de morir antes de alcanzar los cinco años (por 1000 nacidos vivos, 2018)14
Probabilidad de morir entre los 15 y los 60 años, h/m (por 1000 habitantes, 2016)182/92
Gasto total en salud por habitante ($int, 2014)962
Gasto total en salud como porcentaje del PIB (2014)7.2
Últimos datos disponibles en el Observatorio mundial de la salud

La Organización Mundial de la Salud – OMS declaró el 11 de marzo de 2020 al brote de COVID19 como una pandemia, por lo que instó a los Estados a adoptar medidas extraordinarias, estrictas
y urgentes con el fin de contener y mitigar el virus.
El Ministerio de Salud y Protección Social, declaró la emergencia sanitaria en todo el territorio Colombiano, en principio, hasta el 30 de mayo de 2020, por causa de la enfermedad denominada COVID-19 y adoptó medidas para hacer frente al virus.
Mediante el Decreto 417 del 17 de marzo de 2020, el Presidente de la República de Colombia
declaró el Estado de Emergencia Económica, Social y Ecológica en todo el territorio nacional,
reconociendo la necesidad de adoptar medidas urgentes para contener la propagación de la
epidemia y que las tecnologías de la información y las comunicaciones y los servicios de
comunicaciones, en general, se convierten en una herramienta esencial para permitir la protección
la vida y la salud de los colombianos.
En atención a las directrices de prevención y control para contener la propagación del COVID-19, dictadas por la Organización Mundial de la Salud – OMS y el Gobierno Nacional, mediante el Decreto 457 del 22 de marzo de 2020, el Presidente de la República de Colombia
impartió instrucciones en virtud de la emergencia sanitaria generada por la pandemia del
Coronavirus COVID-19 y el mantenimiento del orden público; en especial, en el artículo 1° decretó
el aislamiento preventivo obligatorio en todo el territorio nacional con el objeto de mitigar el contario, a partir de las cero horas (00:00am) del día 25 de marzo de 2020, hasta las cero horas (00:00am) del día 13 de abril de 2020.

¿Qué es un coronavirus?

Los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos. En los humanos, se sabe que varios coronavirus causan infecciones respiratorias que pueden ir desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS). El coronavirus que se ha descubierto más recientemente causa la enfermedad por coronavirus COVID-19.

¿Qué es la COVID-19?

La COVID-19 es la enfermedad infecciosa causada por el coronavirus que se ha descubierto más recientemente. Tanto el nuevo virus como la enfermedad eran desconocidos antes de que estallara el brote en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

¿Cuáles son los síntomas de la COVID-19?

Los síntomas más comunes de la COVID-19 son fiebre, cansancio y tos seca. Algunos pacientes pueden presentar dolores, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta o diarrea. Estos síntomas suelen ser leves y aparecen de forma gradual. Algunas personas se infectan pero no desarrollan ningún síntoma y no se encuentran mal. La mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial. Alrededor de 1 de cada 6 personas que contraen la COVID-19 desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar. Las personas mayores y las que padecen afecciones médicas subyacentes, como hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes, tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave. En torno al 2% de las personas que han contraído la enfermedad han muerto. Las personas que tengan fiebre, tos y dificultad para respirar deben buscar atención médica.

¿Cómo se propaga la COVID-19?

Una persona puede contraer la COVID-19 por contacto con otra que esté infectada por el virus. La enfermedad puede propagarse de persona a persona a través de las gotículas procedentes de la nariz o la boca que salen despedidas cuando una persona infectada tose o exhala. Estas gotículas caen sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, de modo que otras personas pueden contraer la COVID-19 si tocan estos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca. También pueden contagiarse si inhalan las gotículas que haya esparcido una persona con COVID-19 al toser o exhalar. Por eso es importante mantenerse a más de 1 metro (3 pies) de distancia de una persona que se encuentre enferma.

La OMS está estudiando las investigaciones en curso sobre las formas de propagación de la COVID-19 y seguirá informando sobre los resultados actualizados.

¿Puede transmitirse a través del aire el virus causante de la COVID-19?

Los estudios realizados hasta la fecha apuntan a que el virus causante de la COVID-19 se transmite principalmente por contacto con gotículas respiratorias, más que por el aire. Véase la respuesta anterior a la pregunta «¿Cómo se propaga la COVID-19?»

¿Es posible contagiarse de COVID-19 por contacto con una persona que no presente ningún síntoma?

La principal forma de propagación de la enfermedad es a través de las gotículas respiratorias expelidas por alguien al toser. El riesgo de contraer la COVID-19 de alguien que no presente ningún síntoma es muy bajo. Sin embargo, muchas personas que contraen la COVID-19 solo presentan síntomas leves. Esto es particularmente cierto en las primeras etapas de la enfermedad. Por lo tanto, es posible contagiarse de alguien que, por ejemplo, solamente tenga una tos leve y no se sienta enfermo. La OMS está estudiando las investigaciones en curso sobre el periodo de transmisión de la COVID-19 y seguirá informando sobre los resultados actualizados.

¿Es posible contagiarse de COVID-19 por contacto con las heces de una persona que padezca la enfermedad?

El riesgo de contraer la COVID-19 por contacto con las heces de una persona infectada parece ser bajo. Aunque las investigaciones iniciales apuntan a que el virus puede estar presente en algunos casos en las heces, la propagación por esta vía no es uno de los rasgos característicos del brote. La OMS está estudiando las investigaciones en curso sobre las formas de propagación de la COVID-19 y seguirá informando sobre los nuevos resultados. No obstante, se trata de un riesgo y por lo tanto es una razón más para lavarse las manos con frecuencia, después de ir al baño y antes de comer.

¿Qué puedo hacer para protegerme y prevenir la propagación de la enfermedad?

Medidas de protección para todas las personas 

Manténgase al día de la información más reciente sobre el brote de COVID-19, a la que puede acceder en el sitio web de la OMS y a través de las autoridades de salud pública pertinentes a nivel nacional y local. Se han registrado casos en muchos países de todo el mundo, y en varios de ellos se han producido brotes. Las autoridades chinas y las de otros países han conseguido enlentecer o detener el avance de los brotes, pero la situación es impredecible y es necesario comprobar con regularidad las noticias más recientes.

Hay varias precauciones que se pueden adoptar para reducir la probabilidad de contraer o de contagiar la COVID-19:

  • Lávese las manos a fondo y con frecuencia usando un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

¿Por qué? Lavarse las manos con agua y jabón o usando un desinfectante a base de alcohol mata los virus que pueda haber en sus manos.

  • Mantenga una distancia mínima de 1 metro (3 pies) entre usted y cualquier persona que tosa o estornude.

¿Por qué? Cuando alguien tose o estornuda, despide por la nariz o por la boca unas gotículas de líquido que pueden contener el virus. Si está demasiado cerca, puede respirar las gotículas y con ellas el virus de la COVID-19, si la persona que tose tiene la enfermedad.

  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca

¿Por qué? Las manos tocan muchas superficies y pueden recoger virus. Una vez contaminadas, las manos pueden transferir el virus a los ojos, la nariz o la boca. Desde allí, el virus puede entrar en su cuerpo y causarle la enfermedad.

  • Tanto usted como las personas que les rodean deben asegurarse de mantener una buena higiene de las vías respiratorias. Eso significa cubrirse la boca y la nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel al toser o estornudar. El pañuelo usado debe desecharse de inmediato.

¿Por qué? Los virus se propagan a través de las gotículas. Al mantener una buena higiene respiratoria está protegiendo a las personas que le rodean de virus como los del resfriado, la gripe y la COVID-19.

  • Permanezca en casa si no se encuentra bien. Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, busque atención médica y llame con antelación. Siga las instrucciones de las autoridades sanitarias locales.

¿Por qué? Las autoridades nacionales y locales dispondrán de la información más actualizada sobre la situación en su zona. Llamar con antelación permitirá que su dispensador de atención de salud le dirija rápidamente hacia el centro de salud adecuado. Esto también le protegerá a usted y ayudará a prevenir la propagación de virus y otras infecciones.

  • Manténgase informado sobre las últimas novedades en relación con la COVID-19. Siga los consejos de su dispensador de atención de salud, de las autoridades sanitarias pertinentes a nivel nacional y local o de su empleador sobre la forma de protegerse a sí mismo y a los demás ante la COVID-19.

¿Por qué? Las autoridades nacionales y locales dispondrán de la información más actualizada acerca de si la COVID-19 se está propagando en su zona. Son los interlocutores más indicados para dar consejos sobre lo que debe hacer la gente de su zona para protegerse.

  • Consulte las noticias más recientes sobre las zonas de mayor peligro (es decir, las ciudades y lugares donde la enfermedad se está propagando más extensamente). Si le es posible, evite desplazarse a estas zonas, sobre todo si su edad es avanzada o tiene usted diabetes, cardiopatías o neumopatías.

¿Por qué? Estas precauciones se deben adoptar en estas zonas porque la probabilidad de contraer la COVID-19 es más elevada.

Medidas de protección para las personas que se encuentran en zonas donde se está propagando la COVID-19 o que las han visitado recientemente (en los últimos 14 días)

• Siga las orientaciones antes expuestas (Medidas de protección para todas las personas)

• Permanezca en casa si empieza a encontrarse mal, aunque se trate de síntomas leves como dolor de cabeza, fiebre ligera (37,3 oC o más) y rinorrea leve, hasta que se recupere. Si le resulta indispensable salir de casa o recibir una visita (por ejemplo, para conseguir alimentos), póngase una mascarilla para no infectar a otras personas.

¿Por qué? Evitar los contactos con otras personas y las visitas a centros médicos permitirá que estos últimos funcionen con mayor eficacia y ayudará a protegerle a usted y a otras personas de posibles infecciones por el virus de la COVID-19 u otros.

• Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, busque rápidamente asesoramiento médico, ya que podría deberse a una infección respiratoria u otra afección grave. Llame con antelación e informe a su dispensador de atención de salud sobre cualquier viaje que haya realizado recientemente o cualquier contacto que haya mantenido con viajeros.

¿Por qué? Llamar con antelación permitirá que su dispensador de atención de salud le dirija rápidamente hacia el centro de salud adecuado. Esto ayudará también a prevenir la propagación de virus y otras infecciones.

¿Qué probabilidades hay de que contraiga la COVID-19?

El riesgo depende del lugar donde se encuentre usted y, más concretamente, de si se está produciendo un brote de COVID-19 en dicho lugar.

Para la mayoría de las personas que se encuentran en la mayor parte de los lugares, el riesgo de contraer esta enfermedad continúa siendo bajo. Sin embargo, sabemos que hay algunos lugares (ciudades o zonas) donde se está propagando y donde el riesgo de contraerla es más elevado, tanto para las personas que viven en ellas como para las que las visitan. Los gobiernos y las autoridades sanitarias están actuando con determinación cada vez que se detecta un nuevo caso de COVID-19. Es importante que todos respetemos las restricciones relativas a los viajes, los desplazamientos y las concentraciones multitudinarias de personas aplicables a cada lugar en concreto. Si cooperamos con las medidas de lucha contra la enfermedad, reduciremos el riesgo que corremos cada uno de nosotros de contraerla o de propagarla.

Como se ha comprobado en China y en otros países, es posible detener los brotes de COVID-19 y poner fin a su transmisión. No obstante, la gran rapidez con que pueden aparecer nuevos brotes nos obliga a ser conscientes de la situación en los lugares donde nos encontramos o donde tengamos intención de ir. La OMS publica cada día actualizaciones sobre la situación de la COVID-19 en el mundo, que se pueden consultar, en inglés, en la página https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/situation-reports/.

¿Debo preocuparme por la COVID-19?

Por lo general, los síntomas de la COVID-19 son leves, sobre todo en los niños y los adultos jóvenes. No obstante, también pueden ser graves y obligan a hospitalizar a alrededor de uno de cada cinco infectados. Por consiguiente, es bastante normal preocuparse por los efectos que el brote de COVID-19 puede tener en nosotros y en nuestros seres queridos.

Esta preocupación debe servirnos para adoptar medidas de protección para nosotros, nuestros seres queridos y las comunidades donde vivimos. La medida principal y más importante es la higiene regular y completa de las manos y de las vías respiratorias. En segundo lugar, es importante mantenerse informado y seguir los consejos de las autoridades sanitarias locales, como los relativos a los viajes, los desplazamientos y los eventos donde se pueda concentrar un gran número de personas.

¿Quién corre riesgo de desarrollar una enfermedad grave?

Todavía tenemos mucho por aprender sobre la forma en que la COVID-2019 afecta a los humanos, pero parece que las personas mayores y las que padecen afecciones médicas preexistentes (como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes) desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

¿Son eficaces los antibióticos para prevenir o tratar la COVID-19?

No. Los antibióticos no son eficaces contra los virus, solo contra las infecciones bacterianas. La COVID-19 está causada por un virus, de modo que los antibióticos no sirven frente a ella. No se deben usar antibióticos como medio de prevención o tratamiento de la COVID-19. Solo deben usarse para tratar una infección bacteriana siguiendo las indicaciones de un médico.

¿Existen medicamentos o terapias que permitan prevenir o curar la COVID-19?

Aunque algunos remedios occidentales, tradicionales o caseros pueden proporcionar confort y aliviar los síntomas de la COVID-19, no hay pruebas de que los medicamentos actuales puedan prevenir o curar la enfermedad. La OMS no recomienda la automedicación, en particular con antibióticos, para prevenir o curar la COVID-19. Hay varios ensayos clínicos en curso con medicamentos occidentales y tradicionales. La OMS facilitará información actualizada tan pronto como los resultados de los ensayos clínicos estén disponibles.

¿Existe alguna vacuna, medicamento o tratamiento para la COVID-19?

Todavía no. Hasta la fecha, no hay ninguna vacuna ni medicamento antiviral específico para prevenir o tratar la COVID-2019. Sin embargo, los afectados deben recibir atención de salud para aliviar los síntomas. Las personas que presentan casos graves de la enfermedad deben ser hospitalizadas. La mayoría de los pacientes se recuperan con la ayuda de medidas de apoyo.

Se están investigando posibles vacunas y distintos tratamientos farmacológicos específicos. Hay ensayos clínicos en curso para ponerlos a prueba. La OMS está coordinando los esfuerzos dirigidos a desarrollar vacunas y medicamentos para prevenir y tratar la COVID-19.

Las formas más eficaces de protegerse a uno mismo y a los demás frente a la COVID-19 son: lavarse las manos con frecuencia, cubrirse la boca con el codo o con un pañuelo de papel al toser y mantener una distancia de al menos 1 metro (3 pies) con las personas que tosen o estornudan. (Véase ¿Qué puedo hacer para protegerme y prevenir la propagación de la enfermedad?).

¿Son lo mismo la COVID-19 y el SRAS?

No. El genoma del virus que causa la COVID-19 y el del responsable del síndrome respiratorio agudo severo (SRAS) son similares, pero no iguales. El SRAS es más letal pero mucho menos infeccioso que la COVID-19. Desde 2003, no se han registrado brotes de SRAS en ningún lugar del mundo.

¿Debo llevar mascarilla para protegerme?

Si no se presentan los síntomas respiratorios característicos de la COVID-19 (sobre todo, tos) o no se cuida de una persona que pueda haber contraído esta enfermedad, no es necesario llevar puesta una mascarilla clínica. Recuerde que las mascarillas desechables solo se pueden utilizar una vez y tenga en cuenta también que, si no está usted enfermo o no cuida de una persona que lo esté, está malgastando una mascarilla. Las existencias de mascarillas en el mundo se están agotando, y la OMS insta a utilizarlas de forma sensata.

La OMS aconseja hacer un uso racional de las mascarillas clínicas para no derrochar innecesariamente ni usar indebidamente unos utensilios que son valiosos (véase el apartado Cuándo y cómo usar mascarilla). 

Las medidas frente a la COVID-19 más eficaces para protegerse a uno mismo y a los demás son: lavarse las manos con frecuencia, cubrirse la boca con el codo o con un pañuelo de papel al toser y mantener una distancia de, al menos, 1 metro (3 pies) con las personas que tosen o estornudan. Para más información a este respecto, pueden consultarse las medidas básicas de protección frente al nuevo coronavirus.

Cómo ponerse, usar, quitarse y desechar una mascarilla

1. Recuerde que solo deben usar mascarilla los trabajadores sanitarios, los cuidadores y las personas con síntomas respiratorios como fiebre y tos.

2. Antes de tocar la mascarilla, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

3. Inspeccione la mascarilla para ver si tiene rasgaduras o agujeros.

4. Oriente hacia arriba la parte superior (donde se encuentra la tira de metal).

5. Asegúrese de orientar hacia afuera el lado correcto de la mascarilla (el lado coloreado).

6. Colóquese la mascarilla sobre la cara. Pellizque la tira de metal o el borde rígido de la mascarilla para que se amolde a la forma de su nariz.

7. Tire hacia abajo de la parte inferior de la mascarilla para que le cubra la boca y la barbilla.

8. Después de usarla, quítese la mascarilla; retire las cintas elásticas de detrás de las orejas manteniendo la mascarilla alejada de la cara y la ropa, para no tocar las superficies potencialmente contaminadas de la mascarilla.

9. Deseche la mascarilla en un contenedor cerrado inmediatamente después de su uso.

10. Lávese las manos después de tocar o desechar la mascarilla. Use un desinfectante a base de alcohol o, si están visiblemente sucias, láveselas con agua y jabón.

¿Cuánto dura el periodo de incubación de la COVID-19?

El «período de incubación» es el tiempo que transcurre entre la infección por el virus y la aparición de los síntomas de la enfermedad. La mayoría de las estimaciones respecto al periodo de incubación de la COVID-19 oscilan entre 1 y 14 días, y en general se sitúan en torno a cinco días. Estas estimaciones se irán actualizando a medida que se tengan más datos.

¿Pueden los humanos contraer el virus de la COVID-19 por contacto con un animal?

Los coronavirus son una extensa familia de virus que son comunes entre los murciélagos y otros animales. En raras ocasiones las personas se infectan por estos virus, que luego pueden propagarse a otras personas. Por ejemplo, el SRAS-CoV iba asociado a las civetas y el MERS-CoV se transmite a través de los dromedarios. Todavía no se ha confirmado el posible origen animal de la COVID-19. 

Como medida de protección al visitar mercados de animales vivos o en otras situaciones parecidas, evite el contacto directo con los animales y las superficies que estén en contacto con ellos. Asegúrese de que en todo momento se observen prácticas adecuadas de higiene de los alimentos. Manipule con cuidado la carne, la leche o los órganos de animales crudos para evitar la contaminación de alimentos no cocinados y evite el consumo de productos animales crudos o poco cocinados.

¿Mi mascota me puede contagiar la COVID-19?

Aunque ha habido un caso de un perro infectado en Hong Kong, hasta la fecha no hay pruebas de que un perro, un gato o cualquier mascota pueda transmitir la COVID-19. La COVID-19 se propaga principalmente a través de las gotículas producidas por una persona infectada al toser, estornudar o hablar. Para protegerse a sí mismo, lávese las manos a fondo frecuentemente.

La OMS se mantiene al tanto de las últimas investigaciones a este respecto y otras cuestiones relacionadas con la COVID-19 y proporcionará información actualizada de las conclusiones que se vayan obteniendo. 

¿Cuánto tiempo sobrevive el virus en una superficie?

No se sabe con certeza cuánto tiempo sobrevive el virus causante de la COVID-19 en una superficie, pero parece comportarse como otros coronavirus. Los estudios realizados (incluida la información preliminar disponible sobre el virus de la COVID-19) indican que los coronavirus pueden subsistir en una superficie desde unas pocas horas hasta varios días. El tiempo puede variar en función de las condiciones (por ejemplo, el tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente).

Si cree que una superficie puede estar infectada, límpiela con un desinfectante común para matar el virus y protegerse de este modo a usted mismo y a los demás. Lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón. Evite tocarse los ojos, la boca o la nariz.

¿Es seguro recibir un paquete de una zona en la que se hayan notificado casos de COVID-19?

Sí. La probabilidad de que una persona infectada contamine artículos comerciales es baja, y el riesgo de contraer el virus causante de la COVID-19 por contacto con un paquete que haya sido manipulado, transportado y expuesto a diferentes condiciones y temperaturas también es bajo.

¿Hay algo que no deba hacer?

Las siguientes medidas NO SON eficaces contra la COVID-2019 y pueden resultar perjudiciales:

  • Fumar
  • Llevar varias mascarillas
  • Tomar antibióticos (Véase ¿Existen medicamentos o terapias que permitan prevenir o curar la COVID-19?)

En cualquier caso, si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, trate de obtener atención médica lo antes posible para reducir el riesgo de desarrollar una infección más grave, y asegúrese de informar a su dispensador de atención de salud acerca de sus viajes recientes.

Enlaces para obtener más información

Sitio web sobre la COVID-19https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019 

Consejos de la OMS para viajarhttps://www.who.int/ith/es/ 

información tomada de la Pag Oficial de La OMS.

Llevas zapatos en casa?

Tus zapatos son un imán para las bacterias y los gérmenes. Después de un día de caminar afuera en las aceras y suelos repletos de heces de pájaros, excrementos de perros y orina, por dar solo algunos ejemplos. Según estudios recientes, los zapatos pueden transportar una media de 420 000 tipos diferentes de bacterias, y tú los transportas hasta a tu hogar al usar los zapatos en casa. 

La E. coli (Escherichia coli) es una bacteria que vive en el intestino. Puede causar diarrea, problemas intestinales e infecciones del tracto urinario. Los síntomas incluyen cólicos abdominales, diarrea, náuseas y fatiga crónica. Puedes infectarte con tan solo tragar una pequeña cantidad de la bacteria E. coli, que te rodea cuando usas los zapatos en casa. 

Además, un estudio reciente realizado en Houston, Texas, halló que el 25% de los zapatos de las personas contenían una bacteria dañina llamada C difficile (Clostridium difficile), que causa inflamación del colon, lo cual pone en peligro la vida. Esta bacteria, presente en parques, restaurantes de comida rápida y tiendas comerciales, se adhirió al calzado y dejó rezagos en el hogar. 

Imagina a un bebé arrastrándose por el suelo cubierto de bacterias del exterior, o que de repente tengas molestias estomacales sin saber por qué. Tremendo, ¿verdad? 

Quizá sea hora de probar a llevar zapatillas de casa y evitar que tu familia y tú te enfermes por algo que podría haberse evitado fácilmente. Empezar a usar zapatillas de casa ha sido fácil, y no puedo ni imaginar volver a usar zapatillas de deporte sobre la alfombra. 

Ya es Hora comenzar a pensar un sistema de Limpieza que elimine todas las impurezas de nuestro hogar, NO más escobas y Aspiradores de bolsa, puesto que estos de inmediato ponen los gérmenes y bacterias en el ambiente, haciendo que de inmediato sean respirados por quienes habitan la casa, oficina o apartamento.

COMO SIEMPRE RECOMENDAMOS LIMPIAR CON SISTEMAS DE LIMPIEZA O ASPIRADORES CON AGUA.

Rinitis: enfermedad común y molesta que necesita atención

LA RINITIS EN EL MUNDO 
De acuerdo con el ensayo ‘Voz del paciente alérgico’, estudio cuantitativo de autoevaluación, iniciado y coordinado por la Federación Europea de Alergia y la Asociación de Pacientes con Enfermedades Respiratorias, en una investigación llevada a cabo en 6 países de la Unión Europea, la rinitis afecta al 24% de la población.
Bélgica registra 28,5 %, España 21,5% e Italia 16,9%.
En Estados Unidos se estima que afecta entre un 20 y 30% de los adultos y cerca de 40% de los niños, siendo la enfermedad crónica del sistema respiratorio más común en Norteamérica. 
Latinoamérica, según una encuesta publicada en la revista estadounidense ‘Asma y Alergia’, el 25% de la población de América Latina padece de rinitis alérgica y un alto porcentaje de los afectados no tratan la enfermedad adecuadamente.
Adicionalmente, otro estudio elaborado por  ISAAC (International Study of Asthma and Allergy in Childhood) en Latinoamérica señala que el país con mayor prevalencia de rinitis alérgica es Paraguay con el 45,1%; seguido de Chile con el 22,2%, mientras que Brasil y Argentina registran 16,9 % y 15,9 %, respectivamente.
En Colombia, la situación también es preocupante. El estudio de prevalencia de rinitis alérgica “Asma y otras condiciones alérgicas en Colombia”  concluyó que la prevalencia de síntomas de rinitis  alérgica es de  25,6%.
En el país las ciudades con mayor porcentaje de personas afectadas por rinitis en su orden son Bucaramanga (38 %), Medellín (32, 4 %), Bogotá (23,7%), Barranquilla (16,2 %) y San Andrés (18,3 %).
Todo esto llama la atención sobre este problema y mucho más si al hacer un análisis global se encuentra que en los últimos años, el número de casos de rinitis se ha disparado, debido al aumento de la migración poblacional y a la falta de condiciones apropiadas de higiene en los nuevos asentamientos humanos junto con los altos niveles de contaminación vehicular e intra Hogar siente este Último el más preocupante por la falta de educación ambiental In-Door

RECOMENDACIONES GENERALES
– No olvide que en almohadas, cojines y colchones habitan pólenes, ácaros y esporas de hongos que puede contribuir a desencadenar su reacción alérgica. Por eso, resulta fundamental mantener una excelente limpieza de estos, con una relativa periodicidad.
– Pero, ojo que la limpieza debe hacerse con elementos húmedos o aspiradora con sistemas de Filtración con agua, Certificadas, para evitar levantar polvo, que le causará problemas. en nuestro caso Nos atrevemos a Recomendar la Marca Alemana DELPHIN, La cual ha presentado sus debidas certificaciones como Equipo Médico Clase 1
– Evite cambios bruscos de temperatura, y si debe pasar de un ambiente cálido a uno frío cubra su nariz y boca con una bufanda o un pañuelo.
– Mantenga un entorno libre de objetos que acumulen polvo, como libros apiñados en un rincón o tapetes que nunca lava.

  • No permita que barran o sacudan el polvo sin usar tapabocas.
    – Absténgase de estar en lugares contaminados o donde se encuentren fumadores.

Asma y Alergias

No permita que sus Hijos lo sufran

El asma y las alergias a menudo van de la mano. El asma es una enfermedad de las ramas de la tráquea (tubos bronquiales), que transportan aire dentro y fuera de los pulmones . Existen varios tipos diferentes de asma .

El asma alérgica es un tipo de asma que se desencadena por una alergia (por ejemplo, polen o esporas de moho ). Según la Academia Estadounidense de Alergia, Asma e Inmunología, muchos de los 25 millones de estadounidenses con asma también tienen alergias , y esto se llama asma alérgica .

Normalmente, el aire ingresa al cuerpo a través de la nariz y la tráquea y hacia los bronquios. Al final de los tubos hay pequeños sacos de aire llamados alvéolos que llevan aire fresco (oxígeno) a la sangre . Los sacos de aire también recogen aire viciado ( dióxido de carbono ), que se exhala fuera del cuerpo. Durante la respiración normal, las bandas musculares que rodean las vías respiratorias se relajan y el aire se mueve libremente. Pero durante un episodio de asma o “ataque”, hay tres cambios principales que impiden que el aire se mueva libremente hacia las vías respiratorias:

Bronquiolos asmáticos
  • Las bandas musculares que rodean las vías respiratorias se tensan, lo que hace que se estrechen en lo que se llama “broncoespasmo”.
  • El revestimiento de las vías respiratorias se hincha o inflama.
  • Las células que recubren las vías respiratorias producen más mucosidad, que es más espesa de lo normal.

La vía aérea estrecha hace que sea más difícil que el aire entre y salga de los pulmones . Como resultado, las personas con asma sienten que no pueden obtener suficiente aire. Todos estos cambios dificultan la respiración.

Los síntomas del asma atacan cuando las vías respiratorias experimentan los tres cambios descritos anteriormente. Algunas personas pueden pasar mucho tiempo entre los episodios de asma, mientras que otras tienen algunos síntomas todos los días. Los síntomas comunes del asma incluyen:

  • Tos frecuente , especialmente de noche
  • Falta de aliento
  • Sibilancias
  • Opresión en el pecho, dolor o presión
  • Incomodidad al Dormir
  • Dificultad para Dormir, principalmente por falta de una correcta limpieza en las camas
  • Signos de un resfriado u otras infecciones de las vías respiratorias superiores, o alergias
  • Normalmente los ataques de asma se presentan en las Recintos cerrados como habitaciones y en especial en las horas de la noche

No todas las personas con asma tienen los mismos síntomas de la misma manera. Es posible que no tenga todos estos síntomas de asma, o puede tener síntomas diferentes en diferentes momentos. Sus síntomas también pueden variar de un episodio de asma a otro. Los síntomas pueden ser leves durante un episodio de asma y graves durante otro.

Los episodios leves de asma son generalmente más comunes. Por lo general, las vías respiratorias se abren en unos pocos minutos a unas pocas horas. Los episodios severos son menos comunes, pero duran más y requieren ayuda médica inmediata. Es importante reconocer y tratar incluso los síntomas leves para ayudar a prevenir episodios severos y mantener el asma bajo control.

Si sufre de alergias y asma , una reacción a cualquier sustancia causante de alergia puede empeorar los síntomas del asma.

¿Quién tiene asma?

Cualquiera puede contraer asma, aunque tiende a darse en familias expuestas a la contaminación en recintos cerrados, además de existir serios indicios de transmisión genética . 

Actualmente al menos 325 millones de las personas en el mundo sufren de esta enfermedad. De acuerdo con informes de la Sociedad Europea de Enfermedades Respiratorias para 2025 se estima que cerca de 400 millones de personas la padecerán.

Cerca de la mitad de los países latinoamericanos tienen una prevalencia de asma en los niños por encima del 15 %. Entre 5 y 10 % de los pacientes con la enfermedad, tiene asma severa,sin ser controlada adecuadamente. 

En Colombia, 10,4 % de la población sufre de asma; 23,4 % en menores de 4 años; 12,4 % en niños de 5 a 11 años de edad; 11,5 % en jóvenes de 12 a 18 años, según la Guía de atención integral de asma alcances y objetivos, elaborado por la Asociación Colombiana de Neurología Pediátrica, el ministerio de Protección Social y Colciencias.

Los pacientes tienen mayor riesgo a sufrir de depresión, alterando la calidad de vida al sufrir de estrésansiedad, ataques de sibilancias(silbidos en el pechos al respirar), dificultad para hablar y restricciones en la vida social y pueden tener la misma discapacidad de los que producen enfermedades como cirrosis, diabetes o esquizofrenia. Tratar la enfermedad, traealtos costos a los pacientes y a sus familiares, tanto en términos médicos, ingresos hospitalarios y productos farmacéuticos.

El asma se presenta mayormente en los niños, pero también avanza a la adultez, presentando síntomas menos agresivos. La enfermedad se produce por reacciones alérgicas causadas por sustancias irritantes que están en el ambiente como ácaros, contaminación y la caspa animal, o por antecedentes familiares y exposición temprana al humo del cigarrillo, entre otras. 

Conservamos los enlaces de WebMed.

Millones de personas al rededor del mundo están en Emergencia.

Los científicos han sabido por mucho tiempo que respirar aire contaminado por las emisiones de automóviles y otros contaminantes podría desencadenar ataques de asma. Sin embargo, el nuevo estudio es el primero en cuantificar el impacto de la contaminación del aire en los casos de asma en todo el mundo.

“Millones de personas en todo el mundo tienen que acudir a las salas de emergencia para los ataques de asma cada año porque están respirando aire sucio”, dijo Susan C. Anenberg, PhD, MS, autora principal del estudio y profesora asociada de salud ambiental y ocupacional en el George Washington University Milken Institute Escuela de Salud Pública (Milken Institute SPH). “Nuestros hallazgos sugieren que las políticas dirigidas a limpiar el aire pueden reducir la carga global del asma y mejorar la salud respiratoria en todo el mundo”.

El asma es la enfermedad respiratoria crónica más prevalente en todo el mundo y afecta a unos 358 millones de personas. Los nuevos hallazgos, publicados en la revista Environmental Health Perspectives, sugieren que las emisiones de automóviles y otros tipos de contaminación pueden ser una fuente importante de ataques de asma graves.

Anenberg y su equipo analizaron primero las visitas a la sala de emergencias para el asma en 54 países y Hong Kong, y luego combinaron esa información con las relaciones de exposición epidemiológica y los niveles de contaminación global derivados de los satélites que orbitan la Tierra.

La nueva investigación sugiere que:

El ozono puede generar entre nueve y 23 millones de visitas anuales a la sala de emergencias de asma a nivel mundial (8 a 20 por ciento del total de las visitas a la sala de emergencias de asma global), un contaminante generado cuando el automóvil, la planta de energía y otros tipos de emisiones interactúan con la luz solar.

Cinco a 10 millones de visitas a la sala de emergencias de asma cada año (4 a 9 por ciento del total de las visitas a la sala de emergencias de asma global) se vincularon a partículas finas, pequeñas partículas de contaminación que pueden alojarse en las vías respiratorias de los pulmones.

Se estimó que aproximadamente la mitad de las visitas a la sala de emergencias de asma atribuidas al aire sucio ocurrieron en los países del sur y este de Asia, especialmente en India y China.

Si bien el aire en los Estados Unidos es relativamente limpio en comparación con los países del sur y este de Asia, se estimó que el ozono y las partículas en partículas contribuyeron del 8 al 21 por ciento y del 3 al 11 por ciento de las visitas a emergencias por asma en los Estados Unidos, respectivamente.

Para estimar los niveles globales de contaminación para este estudio, los investigadores recurrieron a modelos atmosféricos, monitores de tierra y satélites equipados con dispositivos de detección remota.

“El valor de usar satélites es que pudimos obtener una medida constante de las concentraciones de contaminación del aire en todo el mundo”, dijo Daven Henze, quien es el investigador principal del proyecto y profesor asociado de la Universidad de Colorado Boulder. “Esta información nos permitió vincular la carga del asma con la contaminación del aire incluso en partes del mundo donde las mediciones de la calidad del aire ambiente no estaban disponibles”.

Los países como India y China pueden verse más afectados por la carga del asma porque tienen una gran población y tienden a tener menos restricciones en las fábricas que desprenden humo y otras fuentes de contaminación, que luego pueden desencadenar dificultades respiratorias, dijeron los autores.

Aproximadamente el 95 por ciento de la población mundial vive en lugares con aire inseguro. Anteriormente, el Estudio de la Carga Global de Enfermedades se enfocó en cuantificar los impactos de la contaminación del aire en las enfermedades cardíacas, respiratorias crónicas, cáncer de pulmón e infecciones respiratorias inferiores. Se encontró que las partículas finas y el ozono se asociaron con 4.1 millones y 230,000 muertes prematuras en México. 2016, respectivamente.

“Sabemos que la contaminación del aire es el principal factor de riesgo para la salud ambiental a nivel mundial”, dijo Anenberg. “Nuestros resultados muestran que el alcance de los impactos en la salud pública mundial por respirar aire sucio es incluso de mayor alcance, e incluye millones de ataques de asma cada año”.

Para reducir la carga global causada por el asma, Anenberg sugiere que los formuladores de políticas se centren agresivamente en las fuentes conocidas de contaminación, como el ozono, las partículas finas y el dióxido de nitrógeno. Ella dice que las políticas que resultan en un aire más limpio podrían reducir no solo la carga del asma, sino también otros problemas de salud.

Una forma de reducir los contaminantes rápidamente sería apuntar las emisiones de los automóviles, especialmente en las grandes ciudades. Dijo que tales políticas no solo ayudarían a las personas con asma y otras enfermedades respiratorias, sino que también ayudarían a todos a respirar con más facilidad.

El apoyo para el estudio fue proporcionado por el Equipo de Ciencias de la Salud y la Calidad del Aire de la NASA, el Aura ACMAP de la NASA, la Iniciativa de Vías de Desarrollo de Baja Emisión del Instituto del Medio Ambiente de Estocolmo y el Fondo de Investigación del Medio Ambiente Mundial del Ministerio de Medio Ambiente de Japón.

Personas en la Ciudad están tosiendo sangre debido a la contaminación


La grave contaminación que sufre la ciudad es tan elevada que está causando a las personas toser sangre. La gran contaminación y el smog espeso que sufre la ciudad fue mucho más alta de lo que estamos acostumbrados.

La ola de smog contiene peligrosos niveles de toxicidad, que a su vez contienen PM2.5, que en las ultimas semanas, se está almacenando en los pulmones de los habitantes.

Trabajadores de oficinas han estado mostrando el daño que les está haciendo el smog en sus pulmones.
Un hombre publicó una foto de su mano llena de sangre que tomó después de haber estornudado.
Dicho hombre dice que la sangre fue causada por la toxicidad de aire.

“Hace dos días, me dolía la nariz al respirar, y sentía dentro mi hogar como si el aire estuviera cargado de Ozono Estornudé toda la noche y fue aún peor cuando mi estornudo tenía sangre a la mañana siguiente”

El nivel de contaminación ha ido en constante crecimiento.
siendo uno de los mayores en toda la historia de la ciudad, tanto así, que el gobierno tuvo la necesidad de cerrar más de 30 fábricas para evitar que los ciudadanos y en especial los Niños y Adultos Mayores enfermen.

Estas noticias deben concientizarnos a cerca del cuidado de nuestro ambiente, si puedes movilizarte en bici, hazlo. Si puedes ir caminando hazlo. Cada acción que tomemos cuenta, cada granito de arena cuenta.

Recuerda que los cúmulos de contaminación más altos están dentro de los recintos cerrados.
Procura un filtro de Aire en tu hogar u oficina.